Diseños del Amira de la Rosa deben estar listos en 18 meses

El Consorcio Diseños TAR fue seleccionado por el Banco de la República ejecutar esta fase. Los diseños finales se presentarán al Ministerio de Cultura para su aprobación.

Un nuevo capítulo comienza en la historia del teatro Amira de la Rosa. El Consorcio Diseños TAR, conformado por las firmas bogotanas PAYC S.A.S. y Bermúdez Arquitectos S.A.S., fue seleccionado para realizar los diseños técnicos y arquitectónicos que permitirán la intervención de este escenario cultural.

Luego de haber sido aprobado el Plan Especial de Manejo y Protección –PEMP– por parte del Ministerio de Cultura y surtirse una serie de procesos que están direccionados a la posterior intervención del inmueble –considerado un bien de interés cultural y arquitectónico–, se definió una fecha para la entrega de dichos diseños

Es así como se estableció que deberán ser entregados en un plazo de 18 meses.

Diego José Restrepo Álvarez, gerente del Banco de la República en Barranquilla, explicó que desde esta entidad se programará un nuevo ciclo de encuentros con los grupos de interés para ampliar detalles del avance del proyecto y proseguir con los diálogos en torno a la intervención del teatro Amira de la Rosa

De acuerdo con Restrepo Álvarez, el Consorcio Diseños TAR deberá realizar un estudio físico del inmueble para que estos resultados orienten al desarrollo de los diseños definitivos que serán presentados al Ministerio de Cultura para su revisión y aprobación, previo a la gestión de la licencia de construcción en la Curaduría Urbana.

¿Quiénes son las firmas?

Para la selección del consorcio encargado de ejecutar esta nueva fase en el Teatro Amira de la Rosa, se contó con la participación de importantes firmas de arquitectura e ingeniería con amplio conocimiento a nivel nacional e internacional.

PAYC S.A.S. cuenta con una trayectoria amplia en intervenciones con este tipo de arquitectura, como es el caso del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, en Bogotá, donde estuvieron a cargo de la gerencia de obra e interventoría de la construcción de la megabiblioteca de este recinto.

Asimismo han tenido participación en las obras del Centro Deportivo de la Universidad de los Andes y en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, entre otras.

Por su parte, Bermúdez Arquitectos S.A.S. se ha encargado de los diseños arquitectónicos del Centro de Convenciones Ágora en Bogotá, Biblioteca El Tintal, el edificio 1 del Centro Administrativo Nacional y la Biblioteca de Economía de la Universidad de los Andes, entre otras.

“Un paso importante”

Aunque en el 2016 el Banco de la República anunció el cierre de este importante escenario cultural para los barranquilleros, todo esto por la aparición de fisuras en elementos estructurales del teatro, el gerente Restrepo calificó como “un paso importante” la selección de estas firmas, pues se está más cerca de poder cumplirle a la ciudad con la entrega de este espacio.

“Es un avance lo que hemos realizado, para el Banco de la República siempre ha sido de gran interés entregar el teatro en las mejores condiciones, y para mí personalmente es un orgullo representar al Banco en este proceso tan importante para la ciudad”, manifestó el funcionario.

Explicó, además, que ya se encuentran en la ciudad los arquitectos residentes de esta intervención, y poco a poco vendrán todos los grupos que se encargarán de entregar esta fase del proyecto de recuperación del Amira de la Rosa.

En el pasado mes de marzo, la firma especializada Consorcio NVP y el Banco de la República socializaron la conceptualización de este inmueble, luego de haber ejecutado previamente estudios interdisciplinarios con la Secretaría de Cultura y Patrimonio de Barranquilla y otros sectores de talante nacional.

Dentro de los hallazgos se pudo determinar que espacios como el cuarto de máquinas era una zona en mal estado, debido a que presentaba corrosión de armaduras y carbonatación del concreto que integra la estructura.

Por estado funcional regular se estableció la obra de cañón que está ubicada en la zona de acceso de este espacio, además de la estructura donde se encuentran instalados los elementos de uso escénico –conocidos como tramoya–.

En su momento, se estableció que estas zonas del Amira presentaban un deterioro causado por las condiciones climáticas de la ciudad, como las altas temperaturas y salinidad.

El Teatro Amira de la Rosa fue construido por la Sociedad de Mejoras Públicas de la ciudad entre 1963 1965, y fue recibido en 1980 por el Banco de la República en obra negra, en el marco de un comodato con dicha sociedad, terminando su construcción en 1982.

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp
Ir arriba